La estrella de White Oleander, Renée Zellweger: 'La crítica a la cirugía me entristece'

Esta noche Renee Zellweger vuelve a la televisión con White Oleander, la película de 2002 dirigida por Peter Kosminsky, basada en la novela de Janet Fitch. Sin embargo, en los últimos años, la actriz ha sido noticia sobre todo por su aspecto físico, cambiado notablemente por la cirugía estética.

Precisamente en este sentido, el inolvidable rostro de Bridgette Jones declaró que está harta de los comentarios sobre su estética que muchas veces eclipsan lo que en realidad es su trabajo y que va mucho más allá de la mera apariencia.

“Me da náuseas responder siempre la misma pregunta. Lamentablemente, nuestra apariencia es una característica fundamental, es nuestra tarjeta de identidad. No he podido defenderme del paso del tiempo como me hubiera gustado, pero debo reconocerlo. eso me entristece criticar la cirugiaes mucho".

La estrella de White Oleander no es la única que ha cambiado sus connotaciones, por ejemplo, Nicole Kidman ha dicho que se arrepintió de la cirugía estética y el uso excesivo de botox en varias ocasiones. Meg Ryan cambió entonces sus características precisamente por el miedo a envejecer.

Y sobre el mismo tema, Renée Zellweger agregó: "No tengo que ser hermosa para los demás, la belleza no es eso. Es cualquier cosa menos eso. Y nadie debería pensar lo mismo que yo. Aprecio mi excentricidad y amo mis imperfecciones. Entonces puedo ser yo mismo. Yo no tenía que ser una mujer diferente para los demás. Siempre he sido una chica con el pelo despeinado y pantalones de mezclilla. Si decidía cambiar era solo mi elección. Y entonces porque tenía que alinearme necesariamente con un modelo eso no me representa?"

En definitiva, la actriz no parece arrepentirse de su elección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, se acepta el uso y si no lo desea puede configurar el navegador. CÓMO CONFIGURAR